lunes, 10 de diciembre de 2012

MATERIAL PARA TRABAJAR EN TUTORIAS Y EN ESCUELA DE FAMILIA





CONSUMO RESPONSABLE EN ESTAS FIESTAS
Probablemente no hay otra fecha más propensa al consumismo que la navidad. Y es que la publicidad de televisión y la efectista iluminación de nuestras calles, nos invitan a gastar sin más, desvirtuando por un lado el mensaje de las fiestas y por otro, creando cierta sensación de culpa en todo aquel que disiente.
Por ello, este año planteamos el reto colectivo de consumir responsablemente. Y para ello proponemos diez ideas claves. ¡Házlas tuyas!

1. Cantidad no significa calidad, por lo tanto opta por "el detalle" como forma de llegar al corazón de las personas antes que por "la abundancia". Pon un límite, quizá un regalo para un adulto y dos o tres por chico es más que suficiente.

2. ¿Realmente lo necesitamos? Pregúntate por "la necesidad" de un artículo antes de adquirirlo porque es una forma responsable de no excederse con las compras y de vigilar de paso tu bolsillo. En definitiva, piensa en la utilidad real de un objeto antes de comprarlo.

3. El valor real de las cosas. Debemos concienciarnosde que adquirir un objeto venido de lejos conlleva fabricación, producción, transporte, comercialización... y esto no hace sino encarecer el producto. Optemos pues por algo sencillo y geográficamente cercano.

4. El origen de las cosas. Saber de dónde proceden los objetos que adquirimos, como zapatillas de deporte, juegos de consola, etc. es importante ya que muchos de estos artículos son creados en fábricas en el tercer mundo y por ende, por niños en un estado de semiesclavitud.

5. Sin envolver, por favor. Hay quien arguye que un regalo envuelto causa más sensación que uno sin envolver. Pero lo cierto es que nos imaginamos el artículo tal y como es y no cubierto de papeles de colores, por llamativos que estos sean. Aún así, si decides envolver tu regalo, mira que sea con papel ecológico-reciclable y que éste, una vez desechado, vaya al contenedor de papel y cartón.

6. La compra de regalos no sexistas ayudan a la coeducación y respeto entre los sexos

En cuanto a la cena de navideña, déjame decirte que:

7. El precio justo. Qué tendrán estas fechas que todo sube de precio. Cabe la posibilidad de hacer las compras navideñas por adelantado pero este ardid también se lo conocen los súper. ¿Entonces, por qué no comprar sólo lo que tenga un precio justo? Puede ser además una buena forma de reivindicar un consumo responsable.

8. La navidad no tiene precio. ¿Quién ha dicho que todo lo tengamos que comprar? Prueba a hacer mazapanes, rosquillos, borrachuelos u hojaldrinas en compañía de los tuyos, quizá requiera por tu parte algo de paciencia y de tiempo pero merecerá la pena. No lo dudes.Opta por la sencillez, los tuyos lo apreciarán.

9. Que sobre, no que falte.
Este axioma, que pudiera estar bien en otros tiempos, ha quedado relegado por la realidad de los acontecimientos. Así que, desdeña desde ya la idea insufrible de tener de todo en la mesa por que no es necesario ni nadie lo espera.

10. Todos a una como en Fuenteovejuna.
Además de económico, todo sabe mejor cuando todos aportan algo a la mesa común y si es un plato casero, mejor que mejor. Tampoco  estaría de más echarle un vistazo a las etiquetas de los productos a fin de verificar que se trate de productos locales o regionales y que estén fabricados con ingredientes saludables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada